READINGS
ABR 18

ENSEÑANZA DE ARQUITECTURA. UNA APROXIMACIÓN HISTÓRICA

Saberes endogámicos

La arquitectura es tributaria de múltiples tradiciones que se sucedieron en el tiempo y, en algunos casos, se consideraron excluyentes. Sin duda la más extrema en este sentido fue la tradición moderna, que se consideró superadora de todas las demás. Se pensó a sí misma universal, y también intemporal, persiguiendo la total extinción de las tradiciones anteriores. Algo bastante distinto de lo acontecido en el mundo de la música, donde el barroco siguió cultivándose con el auge del clasicismo, que no fue olvidado durante el romanticismo, y así siguiendo. La arquitectura parece haber llegado solo recientemente a ese grado de madurez ecuménica, aceptando la convivencia de distintas tradiciones, así como diversos individualismos fueron derivando en movimientos, escuelas o estilos. Este nuevo panorama pos-posmoderno tolera la abstracción tanto como la figuración, y no solo se hizo inclusivo, sino también políglota. Asistimos así a una diversidad signada por la tolerancia y la convivencia, aunque no necesariamente por un acuerdo sobre qué y cómo enseñar en las escuelas de arquitectura. Esta situación nos invita a mirar las tradiciones arquitectónicas en perspectiva, con ánimo desapasionado, como ha dicho Alan Colquhoun. Eso es precisamente lo que hace Ana Cravino al intentar “una aproximación histórica” a la enseñanza de la arquitectura, aunque el enigmático subtítulo tiene algo de conclusión: “La inercia del modelo Beaux Arts”. El trabajo se enfoca en la universidad de Buenos Aires. Cubre el periodo comprendido entre 1901 y 1955, que va desde el momento fundacional al momento en que el movimiento moderno habría reemplazado por completo la enseñanza Beaux Arts. El libro deriva de una tesis de maestría “Cambios curriculares en la carrera de Arquitectura de la Universidad de Buenos Aires, 1897-1977” (Gestión de Proyectos Educativos, Universidad CAECE, 2007). Cravino recorre distintos hitos epocales: el Centenario, la Reforma, la restauración conservadora, y la “irrupción de las masas” signada por el nacionalismo que se impone en 1948. Las conclusiones de algún modo saltan los siguientes cincuenta años para ofrecerse en tiempo presente, reflexionando sobre el carácter endogámico de la disciplina, el predominio del “maestro” y el formato del taller, la dualidad entre el modelo politécnico y el de bellas artes, así como el emergente valor de la “innovación” y una nueva disposición a una experimentación que la autora desea abierta, abandonando un dogmatismo que había permanecido como método a través de todo el siglo.

Fernando Diez

ENSEÑANZA DE ARQUITECTURA. 
UNA APROXIMACIÓN HISTÓRICA
1901-1955. LA INERCIA DEL MODELO BEAUX ARTS
Ana Cravino
Sociedad Central de Arquitectos / Nobuko
Buenos Aires, 2012